Google Disavow: cómo mejorar tu link building rechazando enlaces

Si te preocupan los enlaces tóxicos o spam hacia tu sitio web, has caído en el lugar correcto. En mi artículo de hoy te explico que es la herramienta Google Disavow, para qué sirve y cómo utilizarla paso a paso para llevar un control de tu estrategia de linkbuilding sin que afecte al posicionamiento SEO.
Google Disavow: la herramienta de desautorización de enlaces

En una buena estrategia de linkbuilding, algo que se debe tener en cuenta es que no todos los enlaces son beneficiosos. De hecho, una de las estrategias de SEO negativo, orientadas a minar tu posicionamiento por parte de un competidor, consiste en crear enlaces en sitios de dudosa autoridad para que Google te penalice.

Por eso es tan importante que conozcas la herramienta Google Disavow, con la que desautorizar enlaces y evitar que estos te hayan daño.

Una buena agencia de posicionamiento web te dirá que necesitas este tipo de acciones si quieres cuidar la calidad de tu linkbuilding, y evitar errores comunes como rechazar justo los enlaces que sí te benefician.

Cómo eliminar enlaces negativos

Lo primero que tienes que hacer, como es evidente, es analizar tu web en busca de enlaces tóxicos.

Puedes utilizar alguna de las herramientas que analizan enlaces, como Moz, Ahrefs o Semrush, que analizan la calidad de los enlaces y te muestran los que pueden ser peligrosos.

Una vez que los has identificado, hay dos maneras de quitarlos.

La primera es contactar con el responsable del sitio desde el que llega el link, y pedirle que lo retire. Es la forma más rápida, aunque muchas veces te costará por varias razones.

Dar con el webmaster no siempre es fácil, y puede que, aunque contactes, no te haga caso y siga manteniendo ese enlace envenenado que te está afectando.

En este caso, tendrás que recurrir a Google Disavow Tool, la herramienta con la que decirle a Google que no tenga en cuenta esos enlaces.

Desautorizando enlaces con Google Disavow Tools

Una vez que has localizado todos los enlaces tóxicos que te pueden afectar, apúntalos todos y ponlos en una hoja de cálculo tipo Excel. Esto es importante, porque la idea es que los puedas recopilar todos y desautorizarlos a la vez.

Puedes hacer disavow de un dominio completo, para lo que delante de la url deberás poner “domain:” (domain: pagina-que-quieres-desautorizar.com).

Esta es la opción más recomendada, aunque si hay algún link de esa web que sí te interesa, puedes poner solo las páginas que no quieres que se tengan en cuenta («https:// pagina-que-quieres-desautorizar.com/pagina-con-enlace-toxico»).

Después, tendrás que crear un archivo en formato .txt, ya que Google Disavow Tools no maneja otros.

Con el bloc de notas de tu equipo, copia y pega el contenido de la hoja de cálculo, asegurándote de que cada una de las líneas tenga solo un enlace.

Cuando tengas listo el archivo, entra en Google Disavow Tool y escoge el sitio en el que quieres que se desautoricen los enlaces. Es decir, la página en la que quieres mejorar el linkbuilding limpiándola de sitios no deseados.

Para ello necesitarás tenerla registrada en Google Search Console, demostrando que tienes la propiedad de esta. Es evidente, porque si no cualquiera podría entrar y eliminar enlaces de un sitio, tanto buenos como malos.

Seguimos con la herramienta. Cuando pulses sobre la opción “Desautorización de Enlaces” en dos ocasiones, se te pedirá que cargues el archivo de texto que contiene las urls en cuestión. Solo tienes que hacerlo y pulsar en “Listo” para enviarlo.

Actualizando el archivo Disavow

Google Disavow Tool solo te permite tener un archivo cargado, por lo que según vayas localizando nuevos enlaces tóxicos, necesitarás actualizar el contenido y subirla, manteniendo las direcciones anteriores y añadiendo las demás.

¿Cuánto tardan en desautorizarse los enlaces?

Esta es la gran pregunta, y lo cierto es que no se puede determinar con exactitud lo que va a tardar Google en aplicar el disavow. Pueden ser 6 meses o más, y por eso antes te dije que lo mejor era que el webmaster elimine el enlace de su página.

En cualquier caso, no te obsesiones ni estés todo el rato analizando la web en busca de links tóxicos.

Linkbuilding: calidad es mejor que cantidad

A menudo, sobre todo cuando se empieza con un proyecto web, se hace todo lo posible por conseguir un montón de enlaces sin mirar de dónde vienen o cuál es su calidad.

Además, están los que aseguran que no importa de dónde vengan los enlaces, sino que los haya para que los robots no tarden en indexar el sitio. Aunque esto puede funcionar si lo que quieres es posicionar un nicho, y si te penalizan lo cierras y abres otra página.

Pero con un proyecto a largo plazo, como la web corporativa de un negocio, no te la puedes jugar. Lo mejor es desarrollar una estrategia de linkbuilding que atraiga enlaces de calidad y potenciar aquellos que realmente te ayudan a posicionar.

Además, a la hora de hacer disavow lo mejor es dejarlo en manos de un experto, que sepa cribar muy bien los enlaces tóxicos, y no elimine por error aquellos que sí tienen calidad para tu sitio.

Imágenes Freepik vía freepik

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Sergio Escriba
Sergio Escriba
Consultor SEO en una agencia de marketing digital. Combino mi trabajo con mi blog personal sergioescriba.com, además de colaborar en otros blogs sobre posicionamiento SEO y marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba