Tipos de dominios web que existen actualmente

Si estás pensando en lanzar una web al mercado, debes tener en cuenta que el tipo de dominio que escojas es muy importante. Esto debido a que esto te dará una mejor presencia en el mercado y permitirá que tus usuarios puedan reconocerte de una manera mucho más sencilla para que puedas disfrutar de los mayores beneficios.
Tipos de dominios web que existen en el mercado

En todos los casos, existen diferentes tipos de dominios, lo que hace que sea muy importante tomar una decisión adecuada. Si no sabes cuáles son los tipos de dominios, has llegado al lugar indicado, porque hoy te voy a hablar de los diferentes tipos de dominios que puedes encontrar y lo que debes tener en cuenta a la hora de escogerlos.

¿Qué es un dominio web y cuál su importancia?

Antes de conocer los diferentes tipos de dominios web, es importante tener el concepto de lo que es un dominio muy claramente.

En palabras generales el dominio de tu sitio web será el nombre único que lo identificará, es decir, el que identifica el espacio de tu sitio web en internet.

El objetivo de esto es que se puedan traducir las direcciones de IP por palabras y que los usuarios puedan encontrar estas de una forma fácil.

Te permite escribir un nombre para tu página web en lugar de utilizar su dirección de IP, lo que facilita mucho la navegación web.

Tradicionalmente los ejemplos de dominios web eran así: “ejemplo.com”, sin embargo, en la actualidad como se ha tenido una amplia proliferación de sitios web, han surgido diferentes extensiones para cada dominio. Por esto han surgido diferentes terminaciones que reemplazan al .com, y de esto hablaremos en el siguiente punto.

¿Qué tipos de dominios puedes encontrar?

Debes tener en cuenta que, existen básicamente cuatro tipos de dominios básicos: genéricos, territoriales, de tercer nivel y subdominios. Aquí te explicaré la diferencia entre cada uno para que escojas el que más se adapte a tus necesidades.

Dominios genéricos

Estos dominios fueron los primeros en surgir con el nacimiento del DNS, es decir, el momento en el que se cambió la IP por el nombre del dominio. Estos son los más abundantes, pero también son los más apetecidos y costosos, por lo cual no es tan fácil encontrar un nombre disponible con estas extensiones.

Estos dominios no se enfocan a ningún país en concreto, y se enfocan más en el contenido de la web. Por lo tanto, es común encontrar las siguientes extensiones:

  • .com: su uso es para páginas web comerciales
  • .net: está destinada a las a actividades relacionadas con internet
  • .org: para las organizaciones sin ánimo de lucro
  • .info: es una extensión para páginas web de información
  • .biz: está destinada a los negocios
  • .gob o .gov: es la extensión utilizada por las entidades gubernamentales
  • .mobi: está destinada a las webs que solo son para plataformas móviles

Estos son los tipos más comunes de dominios genéricos, puedes encontrar otros, pero no son tan populares como este tipo de dominios. Sin embargo, son los más costosos y no es tan sencillo encontrar un dominio con estas características.

Dominios territoriales

Estos dominios se caracterizan por identificar la región exacta a donde pertenece la página, es decir, están enfocados al ámbito geográfico. Muchos de estos guardan relación directa con el país donde se desarrollan las actividades del sitio web.

Por ejemplo, en este tipo de dominios por lo regular se sustituye el .com por el .es, en el caso de España, haciendo que sea un dominio cuyo público objetivo será el mercado español.

Estos dominios son muy buenos, para establecer un público objetivo, y de cara al posicionamiento SEO.

Especialmente porque de esta forma, los buscadores pueden catalogar los dominios de acuerdo a la zona geográfica. Esto es muy útil cuando quieres utilizar plataformas de Ecommerce, porque llegarás a tus clientes específicos de una manera más sencilla.

Dominios de tercer nivel

Estos dominios básicamente son una combinación de los dos tipos actuales, aunque son bastante más difíciles de encontrar. Este tipo de dominios están orientados especialmente al ámbito empresarial, y así las empresas que tienen varias sedes pueden ofrecer opciones para los diferentes clientes en los diferentes países.

Estos dominios por lo general los encontrarás con extensiones como: “.com.es”, denotando que es un dominio de España. Esto hace que además de poseer un dominio genérico, también tengas acceso a un tipo de segmentación por región.

Las combinaciones para este tipo de dominios se pueden dar con la mayoría de dominios genéricos, para obtener unos mejores resultados. Sin embargo, en muchas ocasiones estos dominios al ser más escasos pueden estar ocupados, y la manera de hacerse con estos es comprarlo a quién lo posee.

Estos dominios son muy utilizados por las entidades gubernamentales o por las instituciones educativas. Este tipo de dominios son muy importantes en muchos países que cuentan con servicios gubernamentales online, para tener acceso fácilmente a este servicio.

Subdominios

Normalmente, cuando hablamos de subdominios estamos hablando de plataformas que nos dejan crear un sitio web o blog gratis. Por lo tanto, no tendrás tu propio nombre de dominio, sino que la extensión dependerá de la web con la que hayas diseñado tu página web.

Por ejemplo, si creas una web gratuita con Wix, tu subdominio tendría la siguiente estructura: “midominio.wix.com”. Como puedes ver, el nombre de la empresa Wix, permanecerá en la dirección online, en lugar de quedar “midominio.com”.

Cuando tienes pensado añadir un subdominio para tu dominio actual, normalmente se hace por una razón principal, que es la de ofrecer otro tipo de contenido diferente al que vas a crear en tu dominio actual.

Desde un punto de vista de marketing, o posicionamiento SEO, puede ser positivo para algunos casos o bien negativo.

El hecho de crear un subdominio significa tener una web independiente al dominio. Por lo tanto, en términos de relevancia y autoridad serán diferentes a las del dominio.

Por poner un ejemplo, si queremos crear un blog dentro de nuestra tienda online, lo mas recomendable es usarlo en una subcarpeta en vez de un subdominio: mitienda.com/blog/.

En definitiva, según las necesidades de cada proyecto y los objetivos a los que se quieran llegar, todas las opciones son válidas y pueden funcionar perfectamente.

Imágenes Freepik vía raxpixel.com

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Sergio Escriba
Sergio Escriba
Consultor SEO en una agencia de marketing digital. Combino mi trabajo con mi blog personal sergioescriba.com, además de colaborar en otros blogs sobre posicionamiento SEO y marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba